EL SANGUINARIO BANCO DE SANTANDER ACOSA A PACO DOMINGUEZ

24 Feb

Pretende cobrarle un alquiler social de 370 euros mensuales por un modesto piso.

 

 

Desde el 3 de diciembre de 2013, Francisco Domínguez lleva luchando sin descanso  contra el miserable banco de Santander para obtener un acuerdo de dación en pago y conmutarlo por la  deuda contraída al adquirir su piso. Tal como recoge la Ley de Vivienda a la que tiene derecho, él aspira a permanecer en su hogar en régimen de alquiler mediante el pago de una mensualidad acorde con sus escasos ingresos, que tan solo le permiten una mínima subsistencia,

Pero el banco de La Botina y sus atláteres se muestran intransigentes, aferrándose a su pretensión de quedarse con la vivienda y además, que Paco pague por el “alquiler social” la friolera de 370 euros mensuales.

Domínguez es un hombre todavía joven -43 años- que, como tantos otros en este país de banca corrupta,  protegida  por el Estado y de empresarios negreros y explotadores de las clases menos pudientes, lleva mas de ocho años en paro, subsistiendo con algún que otro trabajo eventual que esporádicamente se pone a su alcance y que día tras día le mantiene, muy a su pesar, por debajo del umbral de la pobreza.

Luchador incansable de Stop Desahucios, siempre en favor de los que sufren y tienen sus viviendas en peligro a causa de  la codicia de los bancos y la complicidad de los gobiernos, a Paco le ha llegado la hora de defender su casa y anteponer este objetivo a las causas de los demás compañeros del movimiento quienes, aun siquiera por una vez, deberían apoyarle en su reivindicación frente al corrupto banco del cartel rojo, que tanto pregona practicas proselitistas, pero en la realidad solo ejecuta desmanes contra aquellos que menos tienen.

Hoy es Domínguez el que necesita el apoyo radical de Stop Desahucios Granada, y así se hará, frente a la política sanguinaria de la vástago  mas avanzada y cruel del señor Botín, de triste memoria y peor ejemplo social,

La historia de lucha personal  de Domínguez frente al impresentable banco se remonta al año 2013, cuando se llega a un acuerdo entre las partes: dación en pago y cancelación total de la deuda con el Santander, mas el reconocimiento de un alquiler social que el banco fija unilateral e incomprensiblemente en 370 euros al mes. Cantidad que de ninguna forma corresponde a un alquiler social para una persona sin posibilidades, sino a un atraco a mano armada.

Francisco Domínguez sigue proponiendo al Santander (-cuyos beneficios del pasado año han superado los 8.000 millones de euros, más que la suma del resto de entidades bancarias juntas-), que no alimente su incansable avaricia con una persona como él, cuyos ingresos mensuales no alcanzan los 300 euros.

Ante la miserable y criminal actitud del Santander, Francisco Domínguez -camarero de profesión-, propone al banco un alquiler social que, en su circunstancia, no debería superar los 50 o 60 euros mensuales, para poder seguir viviendo con sus limitados ingresos, e incluso oferta, además, pagar mensualmente a la entidad, una cantidad similar para ir reduciendo la deuda.

En la actualidad las negociaciones están en vía muerta. Para reanudarlas el banco pide a Domínguez condiciones laborales inalcanzables. Exige que presente ingresos reconocidos, cuestión mas que imposible tal y como se encuentra la situación laboral en este país de vergüenza y explotación. Él, por su parte, pone todo el empeño en buscar recursos y desde hace ocho meses gestiona una renta mínima de inserción, que aún no le ha sido concedida.

De no llegarse pronto a un acuerdo, las espadas han quedado en alto. La aceptación por parte del Banco sería fácil, ya que lo ha hecho con otros afectados en situaciones similares e incluso  peores, gracias a la presión de Stop Desahucios. Pero al parecer la nueva política de la “botinera” es no ceder.

Stop Desahucios Granada por su parte no va  a ceder tampoco y defenderá hasta el  último aliento a su compañero, quien tanto ha luchado por otras familias afectadas por el drama de la vivienda. Lo mas probable es que llegue pronto el tiempo de las pegadas de carteles, las ocupaciones y las concentraciones en las oficinas del Santander.

Su arrogancia y su prepotencia se lo han buscado.

!Hay que salvar la vivienda de Paco !

!! Todos con Paco Domínguez !!

 

A %d blogueros les gusta esto: