Una familia de Cúllar Vega consigue dación en pago y alquiler social con Credifimo

5 Sep

“Por separado a los peces chicos se los come el grande, pero juntos son los chicos los que se comen al grande”. Ésta es la lección que ha aprendido Diego González, ex trabajador de la construcción y la hostelería y ahora parado de 36 años, tras su experiencia de lucha en el grupo Stop Desahucios del 15M de Granada. González, su pareja Esperanza Tortosa, auxiliar de clínica dos años más joven, y sus dos niños de seis y un año acaban de conseguir firmar con Credifimo, entidad financiera vinculada a Caixabank, la dación en pago de su vivienda y un alquiler social.

Esta familia, residente en Cúllar Vega, se hipotecó en 2004. Años después llegó la consabida historia: la crisis, especialmente sentida en la construcción, mandó a González dos años al paro, y tras un breve período volvió a engrosar las filas del desempleo. La situación trastocó gravemente la estabilidad económica del hogar, y al llegar el año 2013 los problemas económicos eran muy importantes.

“Intentamos negociar con Credifimo pero no nos hacían caso y la situación se nos iba de las manos”, recuerda González. En febrero de 2014 estos vecinos de Cúllar Vega cambiaron de táctica y empezaron a participar en la asamblea de Stop Desahucios en el Zaidín. González comenta que “al principio teníamos mucho miedo, pero nos explicaron que teníamos mucho apoyo y los recovecos legales”. “Al segundo intento nos dieron la dación y el alquiler social”, añade satisfecho.

“Stop Desahucios ayuda y se da esperanza a mucha gente, se da mucha tranquilidad”, reflexiona González, quien sigue participando en el grupo. Como mínimo durante los próximos tres años, período que abarca el alquiler social, a esta familia nadie la moverá de su vivienda.

¡Derecho a la vivienda, stop desahucios ya!

IMG-20140903-WA0000(2)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: