Archivo | 10:03 am

Un joven matrimonio de Pulianas salva su vivienda gracias a Stop Desahucios Granada 15- M

31 Ago

* Un nuevo caso en el que los negociadores de Stop Desahucios fuerzan a BMN a aceptar una condiciones muy favorables para los afectados

 

 

 

José Luis ya no tenía ganas de vivir. Estaba hundido cuando llegó a la Asamblea de Stop Desahucios Granada de La Chana junto a su mujer Mónica, porque el Banco Mare Nostrum (BMN) estaba a punto de arrebatarle su vivienda en Pulianas, en la que reside con su familia. Ambos manifestaban una profunda depresión y apenas si podían hablar de la situación por la que atravesaban. A José Luis se le formaba un nudo en la garganta de indignación y a ella, la pena le brotaba de los ojos en forma de lágrimas. Su hijo, de algo más de 4 años, les miraba.

 

José Luis García Rodríguez tiene ahora 36 años y compró su piso en Pulianas en el 2006, y lo financió con BMN a través de la sucursal de Jun. El capital comprometido fue de 88.000 euros. Todo iba bien hasta que, a consecuencia de esta crisis-estafa, José Luis queda en paro y poco después su mujer, que trabajaba en un supermercado. Entonces empezaron las dificultades para pagar las cuotas mensuales al banco; a pesar de ello continuaron haciendo pagos, buscando dinero de aquí y alla, pidiendo a familiares y amigos. Pero la situación no mejoraba, no encontraban trabajo por más que lo buscaran. De esta forma se acumularon 7 meses de impagos, la vivienda estaba en extremo peligro de embargo. Las llamadas y la presión diaria de BMN no cesaban.

En esta situación, casi al borde de la desesperación, llegaron a Stop Desahucios Granada de La Chana, porque unos amigos le habían hablado de la lucha de este colectivo mantiene a favor de los que tienen problemas de pago con los bancos, y cuando estos intentan arrebatarles sus viviendas.

 

Los asesores de Stop Desahucios dijeron al matrimonio que tenían derecho a que se les aplicara el real decreto 1/2013. Presentaron todos los papeles requeridos, pero el banco se negaba a reestructurar su deuda. BMN les ofrecía otros productos financieros más costosos y les daba vueltas y más vueltas. Así estuvieron un año, hasta que al final la presión de Stop Desahucios forzó al banco aceptar la aplicación de la ley. Se haría también un préstamo personal al 4 % que unificaba otro anterior más costoso, dos tarjetas de crédito y una deuda de 2.000 euros a la constructora del piso. Se pagaría todo lo atrasado.

 

Pero a pesar de que el real decreto había sido aprobado, BMN seguía poniendo excusas y resistiéndose a aplicarlo, lo que generó otros tres meses más de deuda. Pero los negociadores de Stop Desahucios La Chana no bajaban la presión y al final el banco tuvo que aplicar la ley con carácter retroactivo, por la tardanza y suscribir el nuevo préstamo personal que cubriera las deudas.

 

La reestructuración de la hipoteca, que con la reabsorción de todas las deudas asciende a 99.000 euros, ha posibilitado a José Luis y Mónica un tiempo de amortización de 25 años y una carencia de 5 años más, durante la que pagaran tan solo 60 euros mensuales; y solo abonarán 83 euros al mes durante los 10 próximos años. También se les ha suprimido la cláusula suelo, que les engordaba engañosamente la deuda. Todo está ya firmado ante notario. Además, parece que la suerte vuelve a sonreírles, pues Mónica ha encontrado trabajo en Covirán y José Luis acaricia una antigua y querida idea: abrir en Jun una peluquería de caballeros, pues aunque ha trabajado de pintor, en la obra y en todo lo que le salía, la de peluquero es su verdadera profesión.

 

Lo han pasado muy mal, pero José Luis y Mónica son ahora dos personas nuevas, fuertes y solidarias. “La lucha me ha hecho fuerte, -explica José Luis-. En soledad lloré mucho, mucho, a causa de este banco, pero ahora me río de todo esto, porque en Stop Desahucios he aprendido que no hay enemigo, por grande que sea, al que no se pueda vencer si uno mantiene la lucha. Eso me lo han enseñado, y de que manera, en Stop Desahucios. Ahora soy mucho más fuerte y vivo la solidaridad; he llevado algunos casos de compañeros en dificultades y la satisfacción de luchar por otros que están sufriendo lo mismo que sufriste tú, es mucho más inmensa. Solo puedo decir gracias Stop Desahucios Granada y….., ¡Que sí, se puede!”.

 

!!La lucha es el camino!!

 

Porque…, ¡Sí, se puede!

 

Stop Desahucios Granada -15 M

 

jose luis de jun

Anuncios