Una joven familia de La Chana salva su casa frente al acoso del Santander, gracias a Stop Desahucios Granada

22 Jun

* El banco pretendía arrebatarles la vivienda familiar por una deuda de 1.600 euros.

 

 

Pablo Gálvez y Maria Adela Callejas, una joven pareja con tres hijos, llegaron hace cuatro meses a la asamblea de Stop Desahucios Granada de La Chana en una situación que ellos califican como de “desesperada”. “El banco Santander quería quitarnos el piso que es nuestro hogar familiar, nos quedábamos literalmente en la calle –explica Pablo-, pensábamos sobre todo en nuestros hijos, que tienen 12, 8 y un año y medio de edad. Los dos parados y el la calle, es una situación angustiosa que no deseamos ni a nuestro peor enemigo”.

 

La deuda con el banco no era grande, unos 72.000 euros de hipoteca y el atraso en los pagos era de cuatro mensualidades, unos 1.600 euros. Por esta última cantidad el banco quería quitarle la casa.

 

“Fue entonces cuando un amigo nos recomendó que acudiésemos a Stop Desahucios; fuimos a la asamblea de La Chana que es nuestro barrio. Allí encontramos el calor y el apoyo de todos los compañeros. Ellos nos enseñaron que con la lucha, no estaba todo perdido ante el banco e iniciaron junto a nosotros todo el papeleo para hacernos fuertes ante el acoso del Santander.

 

Tras algo más de cuatro meses de dura negociación, asesorados por Stop Desahucios, Pablo y Mari han arrancado al banco la reestructuración de su deuda, algo que parecía imposible. Lo han hecho al amparo del real decreto 6/2012. Tras el acuerdo, la deuda se ha incrementado a 75.000 euros, pero reabsorbiendo los atrasos y con todos los gastos incluidos. Ahora pagarán entre 55 y 60 euros mensuales durante 5 años de carencia y después continuarán con las mensualidades hasta el año 2043 a razón de cerca de 400 euros.

 

La situación de Pablo y Mari no es la ideal para una joven pareja con tres hijos, pero al menos descansarán tranquilos durante los cinco próximos años en los que bucarán con ahínco un empleo que les estabilice definitivamente el futuro. Hoy tan solo cuentan con una ayuda familiar que les durará poco tiempo, pero el problema con el banco, que quería arrebatarles su casa, ya no les quita el sueño.

 

“Stop Desahucios nos han salvado la vida como quien dice, -argumenta Mari Adela-. …Nunca les estaremos suficientemente agradecidos al colectivo, y por supuesto vamos a seguir luchando junto a ellos por el resto de los compañeros que vengan a pedir apoyo a las asambleas”.

 

Pablo y Mari no faltan a ninguna asamblea de La Chana. Allí los encontramos cada miércoles por la tarde animando a sus compañeros y buscando soluciones a sus problemáticas. Ellos han resuelto su caso, pero continúan respondiendo al compromiso que tienen con el colectivo.

 

 

¡!Porque la lucha es el único camino!!

 

¡!Sí, se pude!!

#libertadparacarlosycarmen

 

Stop Desahucios Granada 15 M

IMG-20140529-WA0018

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: