Una familia de la Chana mantiene su vivienda al organizarse en Stop Desahucios

3 Jun

“Un 10,5”. Es la nota que pone José Antonio Molina, vecino de la Chana, al trabajo del grupo Stop Desahucios del 15M de Granada, en el que participa, tras haber conseguido mantener su vivienda al llegar a un acuerdo con el Banco Santander. La solución pasa por la reestructuración de la deuda y una carencia durante cinco años.

Molina, de 53 años, acaba de empezar a trabajar como comercial en Skoda después de tres años y medio en paro y dos décadas como comercial en Seat. Vive junto a su pareja, Amparo Ortiz, un año menor y ama de casa, y sus tres hijas de 26, 24 y 16 años. En 2006 firmaron una hipoteca con el Santander para poder acceder a una vivienda. En 2010, la oleada de despidos por parte de los capitalistas acabó con varios puestos de trabajo en Seat, incluido el suyo. Pasó a cobrar el paro y después la ayuda familiar, pero en 2013 la familia comenzó a padecer graves problemas a la hora de afrontar las cuotas hipotecarias, que se comían todos sus ingresos.

Molina y Ortiz intentaron llegar a un acuerdo con el banco, que le propuso una carencia pero con una elevada tasa de interés, lo que lógicamente no aceptaron. “No nos dejaron acogernos al código de buenas prácticas, decían que no podíamos”. Visto lo visto, la familia acudió a la asamblea de Stop Desahucios en su barrio en febrero de este año. “Allí me dijeron que sí me podía acoger”, recuerda Molina. Volvió al banco con compañeros del grupo, y la cosa cambió, como de costumbre. El director de la sucursal se explicó así: “No has entendido lo que te dije”. Es decir, que sí había solución, y a los pocos meses se ha firmado el acuerdo definitivo.

Molina cree que “sin el apoyo no lo hubiese conseguido, la pena es que al encontrar trabajo y tener horario de comercio no puedo participar tanto, pero los fines de semana estaré el primero apoyando al grupo”.

¡Sí se puede!

¡Libertad Carlos y Carmen!

joseantonio

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: