Una familia de La Malahá unida a Stop Desahucios consigue un acuerdo con Caja Rural

29 Mar

“Si no cambiamos las cosas nosotros, nos quedamos sin casa y sin nada”. Ésta es la lección que ha extraído Francisco Jesús Pérez, vecino de La Malahá, cuya familia acaba de conseguir un acuerdo con Caja Rural que garantiza su permanencia en la vivienda: reestructuración de la deuda en una sola hipoteca, carencia durante cinco años y ampliación de plazos.

Pérez, una de las personas más activas en el grupo  Stop Desahucios del 15M de Granada, trabajador de la construcción en paro de 38 años, vive con Silvia Cañizares, trabajadora de la hostelería en paro de 37 y su bebé de 18 meses. En 2004 se hipotecaron para adquirir la vivienda. Tras perder el empleo, decidieron lanzarse a una obra para convertir su vivienda en un bar con el que seguir ganándose la vida, para lo que tuvieron que solicitar una nueva hipoteca a Caja Rural. Como tantas otras empresas familiares de Granada en estos años de crisis capitalista, el negocio quebró.

“Vendimos y empeñamos todo”, recuerda Pérez, pero a principios de 2012 dejaron de pagar las cuotas debido a su falta de dinero. Intentaron negociar con el banco, cuya respuesta fue: “O pagáis o pagáis”. Poco después, esta familia acudió al instituto Padre Suárez, donde Stop Desahucios realiza una de sus múltiples asambleas semanales. Las continuas acciones del grupo forzaron a Caja Rural a abandonar su cierre en banda y a abrir una mesa de negociación, en la que el propio Pérez participa, para resolver los casos. “Primero se negaron a aplicar el real decreto, pero lo conseguimos después de muchas noches sin dormir”.

Ahora Pérez participa habitualmente en las asambleas de Stop Desahucios en La Zubia, Zaidín y Armilla, y se define como “un parado de los desahucios”. Es consciente de que queda mucho trabajo por delante: “La lucha no se va a acabar, en nuestro caso cuando terminemos la carencia será también imposible pagar si todo sigue igual”.

¡Otra victoria para el pueblo!

cajarural

Anuncios

Una respuesta to “Una familia de La Malahá unida a Stop Desahucios consigue un acuerdo con Caja Rural”

  1. redestre abril 5, 2014 a 8:59 pm #

    Buenas, a quien pueda interesar:

    Me parece maravilloso su propósito. Mi nombre es Edward y me gustaría contactarles. Soy artista/estudiante en la Facultad de Bellas Artes de la UGR y tengo deseos de desarrollar un proyecto en relación a las casas cuevas. Si son tan amables de enviarme un correo a edward.aguilera@upr.edu, se los agradecería.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: