LOS EUNUCOS DE LA PLAZA DEL CARMEN DESTRUYEN CUEVAS EN SAN MIGUEL ALTO

24 Mar

DSC02383 DSC02405 DSC03420 DSC03424 DSC03441 DSC03486 DSC03494

 

Inconcebible ver como una fuerza publica –la Policía Municipal de Granada-, que pagamos todos los ciudadanos para que nos ayude a sobrevivir en esta caótica ciudad nuestra, y que carece de funciones represoras legales, reprime a jóvenes españoles y de otras latitudes y culturas que habitan las cuevas de San Miguel Alto, donde viven pacíficamente sin alterar ningún tipo de orden, ni meterse con nadie.

Una autentica exhibición de fuerza bruta y gratuita protagonizada por estos “barrigas agradecidas”, estos “mongos” disfrazados de azul oscuro, de porra larga y picha corta, exhibicionistas de mucho músculo y poco cerebro, obsesionados con cumplir a rajatabla el orden caprichoso que dicta el “enano mayor” que habita en la Plaza del Carmen.

Ellos, -en un alarde de infantilismo irresponsable-, juegan a guerrillas contra personas mucho más cultas y pacíficas que ellos, que solo desean vivir en paz, que cuidan un patrimonio histórico, que son una riqueza etnológica, ecológica y multicultural y constituyen un símbolo contra la especulación.

Porque esos jóvenes que habitan contra viento y marea las Cuevas de San Miguel Alto, -muchos de ellos estudiantes universitarios-, son un ejemplo de dignidad silenciosa frente al descalabro consumista y neoliberal que sufrimos el resto de los capitalinos.

Ellos son la diferencia, el contrapunto reflexivo y honrado que practica el “menos es más” y que viven felices al sol –despacio, despacio-, sobre una hermosa colina donde cada despertar es un gozo para los sentidos y para el alma.

 

Pero en la madrugada del vienes 20 de marzo, mientras los jóvenes trogloditas duermen tranquilamente, y aprovechando que el grueso de Stop Desahucios Granada se encuentra en la Marcha de la Dignidad de Madrid, los “picha corta” aparecen de entre las sombras de la noche, blandiendo sus pistolas y metralletas de gas, seguidos por máquinas destructivas que pronto arrasan seis cuevas condenadas por el alcalde y su ínclita Isabelita Nieto, arruinando así parte del patrimonio troglodita de Granada.

 

Pero estos jóvenes poseen una fuerza de la que carecen los politicuchos corrompidos, y nada más marchar las máquinas y los de la porra, ya estaban descubriendo de nuevo sus cuevas. Esa es la mejor de sus luchas, la resistencia pacífica y la voluntad de no rendirse.

¡¡Sí se puede!!

Aunque, todo hay que decirlo, también algunos adoquines volaron sobre las cabezas de los “pichas cortas”.

¡! Que mala suerte…. y que mala puntería”.

Anuncios

2 comentarios to “LOS EUNUCOS DE LA PLAZA DEL CARMEN DESTRUYEN CUEVAS EN SAN MIGUEL ALTO”

  1. eulalio marzo 24, 2014 a 5:26 pm #

    Reblogueó esto en eulaliobe.

  2. Pablo marzo 24, 2014 a 7:05 pm #

    Querido compañero:

    Entiendo tu rabia por la actuación policial a la que ya nos tiene acostumbrada la clase política autoritaria y represora a través de su instrumento de ejercicio de la violencia “legitimada”: ciudadan@s como tu y como yo que se ganan la vida como agentes de las fuerzas de seguridad del estado ¿policial?. A mi también me cuesta aceptar que lleguen a ejercer una profesión que aún hoy en día les empuja a hacer uso y abuso de la situación de ventaja que les otorga ser parte del sistema que los legitima y frente al que plantamos cara cuando éste comete actuaciones indudablemente injustas por muy al amparo de la legalidad vigente que se encuentren.

    Pero esos ejecutores de la actividad autoritaria y represora de dirigentes poco demócratas son personas como tu y como yo, seres humanos, como cada uno de l@s habitantes de las cuevas de San Miguel Alto, como cada un@ de l@s manifestantes que estamos en la calle cada vez que ya no nos queda otra manera de que se nos escuche para reconocer nuestr@s derechos, como cada un@ de l@s miembr@s de Stop Deshaucios que tan loable, digna y ejemplarmente pacífica resistencia llevamos a cabo y, por supuesto, como cada uno de l@s muert@s que el abuso de una clase bancaria sociópata, enferma y despiadada, protegida por unas leyes demostradamente abusivas han propiciado violando el derecho fundamental e inalienable de todo ser humano e incluso ser vivo a una vivienda digna. Quizás con muchos de ell@s sería necesario hablar de derechos humanos, de sistemas represores, de reconocimiento de derechos fundamentales y básicos, de dictaduras, de padres autoritarios, de relaciones igualitarias y horizontales, del poder destructor de la violencia, del carácter constructor del diálogo, la escucha, la adecuada mesura, las resistencias pasivas y la ejemplaridad de las actuaciones pacíficas y no abusivas. Quizás algunos entenderían incluso el concepto de objeción de conciencia. Pero quizás de lo que más debiéramos hablar es de sentimientos. Y en este caso, del de fraternidad; Como bien sabrás, pilar fundamental del espíritu republicano ilustrado del que la esperanza de la paz y la vida en armonía en una sociedad libre, equitativa, y justa, oxigena pulmones de hombres y mujeres que contribuyen al progreso de nuestras sociedades, las sociedades de tod@s. Por eso, la rabia que en ocasiones sentimos hacia nuestr@s iguales, no ha de ser la adrenalina que nos ciegue tras sentirla y vivirla, para no guiar nuestros pensamientos, palabras y actos que garantizan el camino hacia la construcción de un mundo más libre, equitativo, justo y armonioso. Por eso, llamar a algun@s de nuestr@s herman@s Eunucos, barrigas agradecidas, mongos, picha corta, exhibicionistas de poco cerebro junto con algunos agravios comparativos y un lamento, nos desvía del camino.
    Recordemos juntos compañer@, no hay camino para la paz, la paz es el único camino.

    Libertad, equidad, armonía y fraternidad compañero. La paz es el único camino. Hasta pronto.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: