LA NEGOCIACIONES ENTRE LA ACAMPADA DE LA ZUBIA Y EL BMN EN PUNTO MUERTO

20 Feb
  • Las vías de diálogo están cortadas y el conflicto podría endurecerse en cualquier momento.

 

Las tiendas de campaña continúan levantadas ante la sucursal del BMN de la Zubia y los ánimos más fuertes que nunca, en la acampada que desde hace más de una semana  instaló Stop Desahucios Granada en contra de los abusos que el Banco Mare Nostrum está infligiendo a media docena de familias,  que no pueden pagar sus hipotecas y reclaman una revisión de los acuerdos y una dación en pago.

Centenas  de personas acuden cada día desde todos los puntos de la capital y el entorno metropolitano para apoyar a los que resisten sin temor al frío, ni tampoco a las fuerzas del orden que merodean por los alrededores.

Los afectados  afirman que no se moverán del lugar hasta que el BMN de una solución positiva que beneficie a estas familias sin recursos,  que no quieren ni pueden perder su vivienda. Son personas en riesgo de exclusión social, que apenas cuentan con  ingresos y tienen hijos pequeños a su cargo.

Por su parte la banca BMN no da su brazo a torcer y trata de negociar un acuerdo de mínimos con los que los acampados no están  conformes. “Permaneceremos aquí hasta que se nos escuche, ya que no queremos mas que revisar las mensualidades de las hipotecas para poder seguir pagando y continuar en nuestras casas”, argumenta un portavoz de las familias afectadas.

Además de las continuas muestras de solidaridad, en forma de manifestaciones de protesta ante la sucursal del banco,  los acampados reciben numerosas donaciones  de personas que les llevan alimentos, bebidas calientes y mantas, para que  resistan en la calle estas largas y frías noches de invierno.

Ayer Stop Desahucios Granada convocaba una manifestación ante la oficina central del BMN en Granada, en la plaza  Villamena, a la que acudieron más de un centenar de personas que exigían acuerdos  al banco. Pero estos acuerdos no llegan y las medidas de presión podrían radicalizarse en cualquier instante.

 

Para el portavoz de Stop Desahucios Antonio Redondo, la postura de Caja Granada-BMN es incomprensible e injusta ya que desde su origen esta caja y monte de piedad se creó y se caracterizó por su carácter social y de apoyo al pueblo “…y no entendemos como ahora este banco, habiendo sido rescatado con dinero público y después de que sus directivos se hayan subido el sueldo este mismo año con ese dinero público, se permita BMN reprimir económicamente a las familias que necesitan ayuda y mantener su vivienda, y sean capaces de quitarles las casas y echarlas a la calle. Además estas familias y sus peticiones cumplen con la ley decretada, pero los bancos no quieren aplicarla. Esto es una nueva actitud creada por los bancos para defender sus intereses especulativos. Sabemos que en Sevilla también hay una acampada frente a La Caixa y en Barcelona frente a BBVA. Parce que las entidades financieras han diseñado otra estrategia para adsorber las protesta popular y están buscando otros mecanismos de desgaste de los colectivos sociales. A esto nosotros sabremos responder con otras nuevas estrategias de lucha más contundentes”, afirma el portavoz de Stop Desahucios Granada.

 

De momento las espadas están en alto y tanto los acampados como el banco no consiguen llegar a un acuerdo satisfactorio. Si alguien no lo remedia, la situación es cada vez más tensa y podría producirse  la chispa que incendiara aún más el conflicto.

 

Los acampados siguen resistiendo, saben que la lucha es dura, pero aguantarán “cueste lo que cueste”.

 

Porque… ¡Sí se puede!

 

Stop Desahucios Granada

 DSC02961 DSC02960 DSC02934 DSC02937 DSC02908 DSC02900 DSC02884

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: