Una familia de Las Gabias consigue dación en pago y alquiler social con La Caixa-Credifimo

17 Sep

 

Alfonso Garrido y Mari Carmen Moya forman uno de los pocos hogares que han conseguido torcer el brazo a Credifimo, entidad financiera vinculada a La Caixa y caracterizada por su escasa disposición a negociar con las familias a las que ha arruinado la vida.

 

Garrido y Moya se hipotecaron en 2007 para adquirir su vivienda en el municipio granadino de Las Gabias. El matrimonio, que ronda la cincuentena, podía permitirse pagar la elevada cuota de 840 euros al mes, un ejemplo del robo generalizado que hemos sufrido incluso “cuando no había crisis”.

 

Sin embargo, la cosa se torció cuando Garrido perdió su trabajo en el sector de la hostelería. Esta situación les hizo imposible seguir afrontando las cuotas, por lo que dejaron de pagarlas y se organizaron en el grupo Stop Desahucios del 15M de Granada.

 

“A Credifimo les dije: no voy a pagar ni un duro”, recuerda Garrido, quien explica que a partir de ahí empezó una importante lucha, junto a otras familias. Garrido no sabe por qué él ha sido de los primeros en conseguir su objetivo, pero aconseja: “Lo que hay que hacer para conseguir la dación en pago es no pagar nada y luchar. Yo he luchado mucho, hay que meterse en todo, ir al banco, llamarle, mandar escritos, estar el primero en las manifestaciones, no hay que quedarse en el sofá, hay que pelear todos los días”.

 

De esta forma, Garrido y Moya consiguieron la dación en pago de la vivienda y un  alquiler social de 223 euros al mes durante cinco años.

 

Sobre Stop Desahucios, Garrido cree que “hace un trabajo fantástico. Yo sigo participando, aunque el trabajo me lo impide [ha conseguido un trabajo en Málaga]”.

 

Lamentablemente, La Caixa-Credifimo no ha mostrado la misma sensatez con las más de 15 familias que siguen buscando soluciones con la entidad en Granada, lo que ha motivado que continúen las acciones. Sin ir más lejos, el pasado 6 de septiembre se realizó una jornada de lucha contra las entidades financieras como Credifimo o UCI que tuvo eco en decenas de ciudades del Estado.

 

Stop Desahucios señala que seguirá movilizándose para conseguir soluciones para todas las familias. Así mismo, sigue exigiendo a la Junta de Andalucía que proceda a declarar el estado de emergencia habitacional, que permitiría que todos los habitantes de Andalucía tuvieran una vivienda digna. Porque, como dice Garrido,

“si se lucha, se puede”.

Credifimo

images

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: