Un vecino de Motril consigue mantener su vivienda con el apoyo de Stop Desahucios

12 Ago

Javier Cuadrado, vecino de Motril de 39 años, con un hijo de 7, mantendrá su vivienda al menos durante dos años gracias al apoyo recibido del grupo Stop Desahucios del 15M de Granada. Cuadrado se hipotecó con Banesto (ahora fusionado con el Banco Santander) en 2003, cuando trabajaba como autónomo. Años después empezó a sufrir las consecuencias de la crisis del sistema capitalista, y en 2011 se vio obligado a cerrar su negocio y a darse de baja como autónomo. A pesar de todo, siguió haciendo frente a las cuotas de la hipoteca hasta febrero de 2013, cuando ya no pudo afrontarlas.

Acompañado por Stop Desahucios, tanto en Motril como en Granada, planteó una carencia que le permitiese mantener la vivienda, pues la solución ideal de dación en pago con alquiler social era más complicada al contar con parte de la propiedad de otro piso familiar en Granada. La primera oferta planteada por el Santander tenía “condiciones que eran un suicidio”, por lo que se rechazó, al igual que otra oferta abusiva posterior. La tercera oferta sí era razonable y fue aceptada: con este acuerdo, Cuadrado pasará de pagar 408 euros mensuales a pagar 108, durante los próximos dos años.

Cuadrado indica que piensa “seguir colaborando con el grupo, me he apoyado en él y se lo debo, tengo difícil pasarme por las reuniones en Motril pero estoy disponible para lo que sea”. Desde Stop Desahucios se señala la importancia de la unión colectiva, lo que ha permitido dar soluciones a cientos de familias en la provincia de Granada. Sin embargo, es necesario profundizar en el derecho a la vivienda, sobre todo teniendo en cuenta el drama social en el que vive la clase trabajadora de Andalucía, con tasas de paro gigantescas. En este sentido, el grupo insta a la Junta de Andalucía a ir más allá de los parches que pretende poner y a hacer uso de la declaración de emergencia habitacional, que permitiría impedir absolutamente todos los desahucios, garantizar los suministros básicos a los hogares y dar salida a los cientos de miles de viviendas vacías que existen en este territorio.

¡Sí se puede!
cropped-nuevobannerblog-2.jpg

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: