Archivo | 7:05 pm

Stop Desahucios Almuñécar-La Herradura consigue frenar una subasta

27 Jul

La plataforma Stop Desahucios de Almuñécar-La Herradura ha conseguido

 

frenar una subasta que estaba prevista para el 24 de Julio en los Juzgados de

 

Almuñécar.

 

De nuevo la mediación de la Plataforma Stop Desahucios de Almuñécar-La Herradura

cropped-nuevobannerblog-2.jpg

ha conseguido frenar otra subasta de vivienda que estaba prevista para el 24 de julio.

 

Con esta paralización, Rubén que ha estado apoyado por la plataforma en todo

 

momento, permanecerá en su casa junto a su familia al mismo tiempo que continua

 

luchando por defender su vivienda e intentando negociar la deuda con la entidad

 

bancaria, Caja Rural, que hasta ahora no ha dado muestras de querer colaborar ni

 

ofrecer solución alguna al afectado que se vio obligado a dejar de pagar las cuotas

 

hace medio año cuando perdió su empleo.

 

Las razones por las que el juzgado ha procedido a su suspensión son porque Caja

 

Rural  incluyó cláusulas abusivas en su hipoteca, clausula suelo e intereses de demora

 

desorbitados,  que han beneficiado solo a la entidad y han llevado al afectado a una

 

situación de desamparo absoluto. Igualmente, el juzgado ha tenido en cuenta la falta

 

de transparencia con la que se firmó el contrato hipotecario. “Ahora continuaremos

 

presionando a esta entidad que se ha negado a estudiar una solución para este y otros

 

casos y ha rechazado todos los intentos de la plataforma por encontrar una solución a

 

la desesperada situación que atraviesa Rubén y su familia”.

 

La plataforma quiere agradecer a las ciudadanas y ciudadanos que han mostrado su

 

apoyo y su solidaridad ante este grave problema social que el gobierno se empeña

 

en negar. “Una vez más hemos vuelto a comprobar que nuestro lema (la lucha es el

 

único camino) tiene resultados, y que la movilización ciudadana es la mejor forma

 

de conseguir justicia ante una ley que permite a bancos y cajas actuar impunemente

 

mientras desprotege a las personas” señalan desde Stop Desahucios .

Anuncios

STOP DESAHUCIOS GRANADA 15 M FUERZA UNA NUEVA DACION EN PAGO ANTE EL BARCLAYS

27 Jul

*El joven Rubén Morillas siente que vuelve a vivir de nuevo.

* La reivindicación le libera de una deuda de 110.000 euros con el banco británico.

Hoy el semblante de Rubén Morillas no está ya crispado. Hoy por fin, después de muchos meses de reivindicación, ha conseguido la dación en pago de su vivienda.

La lucha llevada a cabo por Stop Desahucios Granada ante el banco inglés Barclays ha hecho que este, después de muchas calladas por respuesta, de innumerables negociaciones y una manifestación popular delante de la entidad ubicada en el Zaidín, esta haya reconsiderado su postura y aceptado la dación en pago de la vivienda que Rubén poseía en Atarfe.

Rubén Morillas es un joven electricista de 30 años que en 2010 adquirió una vivienda en Atarfe, entonces tenía trabajo e ilusión por tener una casa y formar un hogar. Pero como a tantos otros jóvenes, todo se le derrumbó al quedar en paro. A pesar de ello siguió respondiendo a los pagos de su vivienda hasta que en noviembre de 2012 ya no pudo más, le quedaba una deuda con el banco de 111.000 euros, lo suficiente para hundirle para siempre la vida.

Acudir a Stop Desahucios

Poco después solicitó la dación en pago, a la que tenía todo el derecho por la aplicación del real decreto ley 6/2012, el conocido “código de buenas prácticas”, para el que cumplía todos los requisitos legales. Pero el banco británico se resistía a aceptar la dación y argumentaba que no conocía esa ley.

En febrero de 2013 Rubén acude a pedir apoyo a Stop Desahucios Granada 15 M, que tras varias reuniones con Barclays consigue desatascar la gestión. Pero la entidad bancaria continuaba dando largas a través de su departamento de recobros -órganos burocráticos creados para dilatar la gestión y aburrir las peticiones.

La acción necesaria

Hasta que el 10 de mayo Stop Desahucios Granada pasa a la acción y convoca una concentración ante el banco, a la que acuden más de un centenar de activistas y también la policía. Hay momentos tensión y negociaciones con la dirección, que consulta a la central de Madrid. Las protestas arrancan al banco un compromiso serio.

Hoy 26 de julio la dación en pago es un hecho, se ha firmado en notaría y Rubén, aunque comienza de cero y aún está parado, es un hombre feliz. “Lo he pasado muy mal, -señala el joven-, noches de insomnio, angustia y depresión. No quería ver a nadie, me negaba a comer y vomitaba continuamente. Ha sido una tortura. Y gracias a Stop Desahucios he vuelto a ver la vida con esperanza de nuevo. Nunca podré agradecérselo del todo a mis compañeros, pero eso sí, siempre me tendrán ahí con ellos en la lucha, mientras quede en este país una sola familia sin vivienda. Porque juntos, se puede”.

IMAG0016 IMAG0018