Archivo | 8:05 pm

STOP DESAHUCIOS GRANADA APOYA LA LUCHA DE LOS COMPAÑEROS REPRESALIADOS EN MADRID Y EXIGE LA DIMISION DE LA DELEGADA DEL GOBIERNO Y EL MINISTRO DEL INTERIOR

24 Jul

Ante la criminal agresión contra Ángel, su mujer Susana y sus dos hijos pequeños, desalojados con violencia por las fuerzas de orden público de una casa propiedad municipal que ocupaban en Villaverde, y la detención de 22 activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que luchaban junto a otros muchos para evitar el desalojo,

Stop Desahucios Granada 15 M se solidariza con esta familia y con los compañeros represaliados por la policía al servicio de la brutal delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, y exige la dimisión de esta impresentable delegada, cuyo historial de actuaciones es una vergüenza para nuestro país. Exigimos también la dimisión del ministro del Interior del corrupto Gobierno de Mariano Rajoy.

 

No debe haber un ciudadano sin hogar en nuestro país mientras existan viviendas vacías. La vivienda ocupada desde hace dos años por Ángel (varios años en paro) y su familia, es propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid. Una propiedad pública que como tantas otras permanece vacía.

Los gobernantes, que juraron la Constitución, tienen el deber de cumplir el mandato constitucional y por tanto el de proporcionar una vivienda a los que por su situación laboral o económica no puedan costearla. Este es el primer derecho que nos ampara.

Y si los gobernantes traicionan ese espíritu constitucional y solo entorpecen su inmediata aplicación, los ciudadanos están legitimados para pasar a la acción y ocupar las viviendas que sean necesarias, hasta que ni un solo ciudadano de este país se vea obligado a vivir en la calle.

 

* ¡Ni una familia sin vivienda!

* ¡Mientras la clase política se dedica a enriquecerse, nosotros debemos pasar a la acción!

* ¡No a la represión policial!

* ¡Desobediencia popular a los políticos corruptos!

*! Apoyo a nuestros compañeros represaliados!

* ¡Lucha Popular!

* ¡ Sí se puede!

 

STOP DESAHUCIOS GRANADA 15 M CON LOS COMPAÑEROS DE MADRID

cropped-nuevobannerblog-2.jpg

Anuncios

17 familias organizadas en Stop Desahucios consiguen doblegar a UCI-Banco Santander y mantener su vivienda

24 Jul

En los últimos cinco meses, el grupo Stop Desahucios del 15M de Granada ha conseguido dar solución a los graves problemas hipotecarios de muchas familias que habían contratado la hipoteca con la sociedad financiera UCI, vinculada al Banco Santander.

 

En concreto son 17 los casos solucionados desde el pasado mes de marzo, según explica César Longo, integrante de Stop Desahucios. El Banco Santander al principio manifestaba no tener ninguna obligación respecto a las hipotecas de UCI, pero las acciones lanzadas el pasado marzo por el grupo contra las sociedades financieras, incluida UCI, y sus bancos matrices hicieron que los responsables de la entidad presidida por Emilio Botín reconsiderara su postura y procediera a negociar.

 

Longo explica que las soluciones suelen consistir en “acuerdos privados con refinanciación de la deuda, aunque cada caso es diferente”. Estos acuerdos permiten que la familia, paguen durante un tiempo determinado (generalmente dos años) una cantidad pequeña cada mes, que incluye un interés reducido y una pequeña parte que se va restando del capital. Según Longo, esto permite que no se toque la hipoteca y no se generen nuevos gastos como notario, etc.

 

Uno de estos 17 casos es el de Montserrat Tovar, vecina de la zona norte que tiene 44 años y vive sola. Montserrat perdió el trabajo en 2008, cuando cerró la escuela infantil en la que trabajaba. El año anterior había firmado la hipoteca con UCI-Banco Santander. Siguió pagando cada mes, pero cuando se le acabaron las prestaciones sociales, en septiembre de 2012, vio que no iba a poder seguir haciéndolo y comentó su problema a UCI. “Me ofrecieron una carencia, pero después de que no pudiera pagar la cuota de noviembre me dijeron que ya no podía ser. Para mí era pagar o comer”, recuerda Montserrat.

 

La afectada señala el impacto psicológico que supone esta situación para muchas familias, y que ella también experimentó: “Veía en la televisión a gente que se quitaba la vida, te pasan cosas por la cabeza, es normal porque son ellos [los bancos] los que lo provocan con su presión constante para que pagues”. En ese momento, un amigo suyo le comentó que podía acudir a Stop Desahucios, y así lo hizo. “Yo siempre me había sentido mal cuando no podía pagar algo, pero ellos me dijeron que dejase de pagar, me apoyaron y me subieron la moral”, cuenta Montserrat, quien añade: “La siguiente vez que me llamó UCI para amenazarme, les dije que estaba en Stop Desahucios: no me volvieron a molestar”.

 

Montserrat quería conseguir la dación en pago de la vivienda y un alquiler social. No ha podido ser, pero ha conseguido mantener la hipoteca con una mensualidad de cien euros durante dos años. Preguntada por si va a seguir implicada en Stop Desahucios a pesar de haber resuelto temporalmente su problema, Montserrat lo tiene claro: “No tiene nada que ver, hay gente que lo está pasando peor que yo. No voy a dejar de ir, me han apoyado desinteresadamente y yo voy a hacer lo mismo mientras tenga piernas y brazos”.

 

¡Sí se puede!santander

Stop Desahucios se encierra en una sucursal de Cajamar para reclamar soluciones

24 Jul

Más de 80 personas del grupo Stop Desahucios del 15M de Granada han protestado en la mañana de este miércoles 24 de julio frente a una céntrica sucursal de Cajamar Caja Rural. La cita tenía como objetivo solucionar la situación de dos familias.

El primero de los casos es el de Cristóbal Navarrete, un joven sevillano residente en Granada que, ante la falta de medios económicos para acceder a una vivienda, decidió ocupar hace un par de meses una vivienda vacía propiedad de Cajamar. Cristóbal fue denunciado por Cajamar y tuvo que acudir a los juzgados el pasado 5 de julio.Stop Desahucios considera absolutamente inaceptable que ante la situación de emergencia habitacional que vivimos en Granada existan viviendas vacías. Más inaceptable todavía es que se denuncie y desahucie a los trabajadores sin medios económicos que simplemente buscan un lugar donde vivir. Por todo ello, se pedía a Cajamar que procediera a acordar con Cristóbal un alquiler social.

El segundo caso es el del matrimonio formado por L. M. y A.S. La pareja, que lleva en paro más de dos años y tiene una niña, reside en Pinos Puente. En 2007 contrataron una hipoteca con Cajamar, pero dada su situación tuvieron que dejar de pagar a mediados de 2012. Gracias a la acción que realizó Stop Desahucios en septiembre de ese año, la pareja consiguió una carencia para poder mantener la vivienda. Sin embargo, no se consiguió eliminar la hipoteca de la madre de L.M., avalista de la pareja y de más de 81 años de edad. El problema viene aquí de la petición de Hacienda de cobrar varios miles de euros para eliminar ese aval. Desde Stop Desahucios se solicitaba a Cajamar que contribuyese a solucionar este obstáculo.

Las 80 personas se han concentrado frente a la sucursal. Sin embargo, ante la negativa de la dirección a sentarse a negociar, los asistentes han optado por ocupar pacíficamente el banco. Poco después, la policía nacional ha amenazado con desalojar por la fuerza si no se hacía voluntariamente, a lo que Stop Desahucios se ha negado. Ante esta negativa, la policía ha actuado como intermediaria entre el grupo y la dirección de la sucursal, y una comisión ha podido acompañar a los afectados a la negociación.

Finalmente, la dirección de Cajamar ha abandonado su actitud autoritaria. En cuanto al caso de Cristóbal, se ha mostrado dispuesta a negociar un alquiler social asequible en uno de los pisos que mantiene vacíos. Respecto a los compañeros de Pinos Puente, la caja también ha mostrado su predisposición a encontrar una solución para que el dinero que solicita Hacienda. Stop Desahucios espera que esta buena predisposición se haga realidad en los próximos días, en ambos casos.

Por último, desde Stop Desahucios se recuerda que las administraciones, entidades financieras y demás organismos cómplices en la situación actual de la vivienda, deben poner a disposición de las familias sin recursos el inmenso stock de viviendas vacías existente en Andalucía, además de facilitar los suministros básicos necesarios para desarrollar una vida digna.

¡Sí se puede!
HPIM0564[1]

HPIM0553[1]