CONCENTRACIÓN EN APOYO A SEIS VECINOS Y SOLIDARIOS CON LA CASA DEL AIRE, QUE SERÁN JUZGADOS POR LUCHAR CONTRA LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA

21 May

22 de mayo de 2013, 10h en los juzgados de la Caleta

Después de nueve años de lucha contra la especulación inmobiliaria, el próximo miércoles 22 de mayo seis vecinos y solidarios con la Casa del Aire se enfrentan a un juicio colectivo por usurpación y coacciones por el que se les pide penas de cárcel y elevadas sumas en indemnizaciones.

Tras dos fines de semana de jornadas, donde hemos visto sobre el terreno los conflictos vinculados a la vivienda, charlado con personas afectadas y con colectivos que han decidido organizarse para hacer frente de diferentes formas al poder establecido, Solidari@s con la Casa del Aire, Stop Desahucios del 15M de Granada y la Red de Colectivos del Zaidín os invitamos a cerrar estas jornadas en defensa de la vivienda con un último acto de protesta: una concentración en apoyo a los nueve años de lucha que lleva la Casa del Aire contra la especulación.

VÍDEO: Apoyo a los Solidarios con la Casa el Aire

Enlace: http://www.youtube.com/watch?v=KpYAoU0_L3I&feature=youtu.be

Más información:

Blog Casa del Aire: http://solidarioscasadelaire.blogspot.com.es/

Facebook Casa del Aire: https://www.facebook.com/solidarios.casadelaire

Stop Desahucios: stopdesahuciosgranada@gmail.com

Red de colectivos del Zaidín

SEIS PERSONAS SERÁN JUZGADAS POR NUEVE AÑOS DE LUCHA CONTRA LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA EN LA CASA DEL AIRE.

En el 2007, con la rotura de la burbuja inmobiliaria gran parte de la población tomó conciencia de las consecuencias desastrosas que la especulación urbanística tenia para una gran parte de la población.

Sin embargo, mucho antes de esto, en los barrios históricos degradados, muchas personas ya sufrían las consecuencias de las ambiciones especulativas. Un caso más fue el de la Casa del Aire, edificio de vecinos/as, que de buenas a primeras fue comprado por una inmobiliaria, cuyo objetivo explicito era deshacerse de los inquilinos/as a cualquier precio, para realizar viviendas de lujo.

En este caso, los especuladores no toparon con personas indefensas. En la Casa del Aire estaban firmemente decididos a defender su derecho a permanecer en sus viviendas. Contrarrestaron la perseguida declaración de ruina del edificio utilizando, por un lado medidas judiciales y periciales y, por otro evitando el deterioro y abandono del edificio efectuando las medidas de mantenimiento que le correspondían a la inmobiliaria. Tenían claro que ninguna casa debía quedar vacía, ya que así se evitaba la indefensión de los vecinos/as que, si no se ponía remedio, a medida que pasase el tiempo irían quedándose solos ante las medidas de acoso de la inmobiliaria propietaria. Amenazas de ruina, cortes de suministros y otras medidas de presión, fueron soportables por los inquilinos/as del edificio gracias a la fuerza que daba la comunidad creada entre los vecinos/as de toda la vida y los vecinos/as sin contrato.

Las coacciones perpetradas por la inmobiliaria, Edivara, dieron lugar en el año 2012 a que los vecinos/as interpusiesen la primera querella por mobbing inmobiliario presentada en Andalucía, la cual todavía se encuentra en procesos judiciales.

En el año 2010 después de 6 años de resistencia, la policía asalta la casa a las 7,30 de la mañana sin previo aviso, rompiendo puertas y echando a la calle a la mayoría de los vecinos/as.

Mediante este desalojo Edivara consigue que en el edificio solo queden un vecino y una vecina, el resto de viviendas son tapidas, destrozadas y los escombros esparcidos por todo el edificio. Guardias de seguridad controlaban la entrada y salida del edificio, el objetivo de la inmobiliaria: amedrentarlos para que desistieran en mantener sus contratos.

Mediante el desalojo del 2010 y el posterior desalojo en 2012 de otra vecina, la inmobiliaria ha provocado que en la actualidad en la Casa del Aire solo quede un vecino, el cual se encuentra indefenso ante el abandono premeditado del edificio y los espacios comunes, las humedades, los cortes de luz en las zonas comunes, la constante amenaza de ser expulsado de su vivienda y sin el apoyo del día a día que le aportaba su vecindario.

Ahora, después de los dos desalojos, la inmobiliaria propietaria y la fiscalía quieren castigar duramente la defensa de este edificio y de sus vecinos/as. Mientras se piden penas de cárcel y cuantiosas multas para los vecinos/as y solidarios/as con la Casa del Aire (se les pide a cada uno desde la fiscalía 4 meses y Edivara S.L. 2 años y tres meses), la inmobiliaria continua impunemente incumpliendo el deber de mantenimiento del edificio y dejando a nuestro vecino Manuel en una situación de indefensión, en un edificio tapiado que se degrada día a día, esperando el momento de poder invalidar el contrato indefinido que mantiene a Manuel en su vivienda.

Pero Manuel, de 60 años, no piensa abandonar el edificio en el que han nacido sus hijos.

Absolución para los 6 encausados en la defensa de la Casas del Aire.

Nuestras vidas no están en venta

La lucha es el único camino

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: